¿Qué es la Kinesia? Definición, gestos y ejemplos

El termino Kinesia ha adquirido gran importancia en los últimos tiempos, dada la importancia que tiene la comunicación interpersonal actualmente, sobre todo en el ámbito laboral.

Como ya es sabido, el hombre, es un ser naturalmente social. Con ello, puede entenderse que exista dentro del comportamiento humano, una necesidad permanente de comunicación con el mundo exterior, bien sea a través de la expresión de sentimientos o pensamientos, mediante las palabras o simplemente, con gestos, aplicando el uso de un lenguaje no verbal y lo que denomínanos Kinesia.

Pero ¿En qué consiste la Kinesia? ¿Cuál es su relación con el lenguaje no verbal? ¿Cómo funciona? Si estas interrogantes aún pasan por tu mente, el artículo a continuación es perfecto para ti.

kinesia en el entorno laboral

Kinesia: ¿Qué es?

También conocida como Kinésica o simplemente, lenguaje corporal. Este término, es utilizado para definir los aspectos del lenguaje no verbal, que reúne gestos, expresiones faciales y movimientos corporales, como una manera de comunicación.

Uno de los puntos clave, para que la Kinesia sea considerada una forma de comunicación, es que esta considera todos los movimientos corporales, gestos y expresiones faciales que una persona utiliza en determinada situación, sean voluntarios o involuntarios.

En este punto, se apreciaría la comunicación no verbal por encima de la verbal, debido a que al ser involuntarios los movimientos, puede dar a conocer lo que una persona transmite en relación a determinado tema o situación, ofreciendo un nivel más alto de sinceridad en la comunicación no verbal.

Es decir, esta ofrece un significado a la conducta de la persona, la cual es manifestada a través de gestos o movimientos.

Ventajas de la Kinesia

Expresar verbalmente determinada posición acerca de algún aspecto, puede generar controversias, o perspectivas equivocadas. Es allí, donde la Kinesia es un elemento esencial de la comunicación, debido a que a través de ella pueden manifestarse pensamientos o sentimientos de manera voluntaria, sin decir una palabra.

Sin embargo, el control de la Kinesia, suele ser un proceso difícil, por lo que puede ocurrir que, de manera involuntaria, las expresiones salgan a flote a través de movimientos corporales, gestos o expresiones faciales.

Ejercer control sobre los gestos, movimientos o expresiones en el rostro, puede tener un valor incalculable al momento de comunicarse.

Componentes de la Kinesia          

Como se ha venido mencionado a lo largo de este artículo, la Kinesia, se vale de tres componentes básicos a través de los cuales puede hacerse presente: movimiento o postura corporal, gesticulación y expresiones faciales.

En ellos es donde el proceso de kinesia, se desarrolla de manera espontanea o controlada, cuando se desea hacer uso de la comunicación No verbal. Sobre estos componentes, hablaremos a continuación:

Postura Corporal

Una de las expresiones con mayor fuerza en la comunicación no verbal es la postura corporal. Al mantener comunicación con otra persona, la postura demostrará el sentir hacía la conversación.

Lo más recomendado es mantener el cuerpo recto y la cabeza erguida esto denotará atención y comodidad. La rigidez en exceso denotará incomodidad, y el encorvarse podría significar aburrimiento o tristeza.

Los gestos

El movimiento de las manos, brazos o cabeza representan otro componente de la Kinesia dentro de la comunicación no verbal.

Aprobación, rechazo, molestia o alegría pueden ser algunas de las expresiones que pueden dejarse ver a través del uso de estas partes del cuerpo humano. La mayoría de estos suelen ser voluntarios.

Los gestos pueden ser de diversos tipos:

Simbólicos

Esta clase de gestos en la kinesia son muy comunes. Se trata de reemplazar las palabras por gesticulaciones siendo en mayor medida universales.

Un ejemplo claro sería la señal del pulgar hacía arriba, esto podría traducirse como “OK” o “Bien”. Mientras que el pulgar hacía abajo indica desaprobación.

Ilustradores

Este tipo de gestos son un poco más complejos para comprender. En este caso, se trata de aquellos que complementan o sustituyen las palabras.

Como, por ejemplo, mostrar la palma de la mano de manera horizontal, puede significar una petición u ofrecimiento. Mientras que, de manera vertical puede significar una señal de advertencia para detenerse.

Reguladores   

Esta clase de gestos pueden direccionar el curso de la conversación, pueden estar incluidos dentro de la conversación verbal. Un caso particular sería el movimiento de asentir y negar con la cabeza.

Emocionales   

Denotan emoción o afecto. Un punto claro sería el movimiento de los hombros al respirar profundamente lo cual denotaría nostalgia. O también desinterés en la conversación.

Adaptadores   

Este tipo de movimientos se generan inconscientemente por el aprendizaje de los mismos desde la infancia para el control de emociones específicas.

Expresiones faciales

Puede decirse que, de los tres, este es el componente de la Kinesia, más difícil de controlar.  Las expresiones fáciles pueden demostrar gran cantidad de sentimientos hasta de manera involuntaria. Enojo y alegría pueden ser dos de las más comunes.

La mirada

Dentro de las expresiones faciales, una de las que más expresiva puede resultar es la mirada. Los ojos cuentan con un gran poder de comunicación.

La mirada con pupilas dilatadas puede demostrar atención o interés, así como el parpadeo constante puede significar nerviosismo, entre otros.

La sonrisa

Otra expresión facial común en la comunicación no verbal es la sonrisa. Cuyo poder es tal, que puede significar alegría como también sarcasmo o ironía. Las connotaciones pueden ser diversas, por ello es importante aprender a conocerlas.

Tal como se ha evidenciado, el valor de esta rama de la comunicación, es incalculable. Esta ciencia, evidentemente juega un papel elemental en el proceso de la comunicación No Verbal.

Es por ello, que conocer acerca de su utilidad e importancia permitirá dar un uso adecuado y poseer el mayor control posible dentro de las expresiones, gestos y postura corporal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *